Yelena Gadzhíyevna Isinbáyeva


Un dominio propio

Kseniya Ryzhova y Tatyana Firova, callan la boca a Putin…, y a Isinbáyeva. Qué mejor modo de hacerlo que con un maravilloso beso en los labios, y en lo alto del podio. Este gesto va más allá y también supone una pequeña bofetada para la Federación Internacional de Atletismo, que obligó a la sueca  Emma Green a pintarse las uñas de color rojo para competir en la final de salto de altura.

Es importante subrayar esta disidencia interna y alabar la acción de estas dos atletas rusas que, en su propia casa, desafían claramente la Ley Contra la Propaganda Gay, y desafían también a la mayoría rusa, que en un 74% la aprueba..

En Rusia es normal saludarse o celebrar algo con este tipo de besos, pero todo indica que la intención es manifiesta. La atleta situada a la izquierda de la imagen, parece alegrarse por el gesto, pero la que…

Ver la entrada original 49 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s